Chicha de guiñapo

Chicha de guiñapo

No es novedad que todo lo que tenga que ver con la gastronomía es un asunto serio para los peruanos. Nos tomamos en serio lo que comemos y bebemos, y en Arequipa la Chicha de Guiñapo es de esas cosas a las que les pones el corazón porque no solo es deliciosa y parte de la historia y cultura de Arequipa, sino que además es saludable.

Preparar la Chicha de Guiñapo es cuestión de paciencia y entrega, es un proceso sencillo pero que requiere tiempo, y hoy voy a enseñarte a hacerla para que no mueras en el intento.

Tiempo estimado de preparación: 5 días y medio.

Ingredientes

  • 1 1/2 kilos de güiñapo
  • 2 chancacas grandes (o 2 puñados de azúcar rubia)
  • 10 litros de agua

Opcional:

  • 2 cucharaditas de granos de anís
  • 10 pimientas rojas (frutos del molle)
  • 5 clavos de olor, 5 pimientas de olor, 1 raja de canela

Preparación

Lo primero, es tostar el güiñapo en un sartén (sin colocarle aceite ni nada), no tienes que dejarlo mucho tiempo, solo hasta que se tueste un poquito. Una vez tostado, colócalo en una olla llena de 8 litros de agua (sí, necesitarás una olla bien grande), y ponlo a hervir por unas horas. Cuando la tercera parte del agua haya mermado, agrega los dos litros de agua restantes y deja hervir por 1 hora más.

Durante todo este proceso es importante que no olvides mezclarlo regularmente.

Cuando haya pasado la hora, apaga el fuego y déjalo enfriar. Cuando esté frío, pásalo por un cedazo (esto que parece un colador) para “colarlo” y así deshacerte de los grumos y residuos del güiñapo.

Déjalo fermentar mínimo 5 días en una chomba de barro y tápala con un paño, pero que no quede cerrado totalmente tipo hermético, porque podría pudrirse. Durante los 5 días de fermentación, debes moverla regularmente con una caña, al menos dos veces cada día.

Y ya que termine el proceso, tu chicha de güiñapo estará lista.

¿Por qué tomar Chica de Güiñapo?

A pesar de ser un proceso largo para prepararse, la chicha de güiñapo sigue siendo muy famosa y muy popular, sobre todo en Arequipa. Y es que además de ser deliciosa (muchos describen el sabor como una mezcla de maíz morado con Jamaica), es muy nutritiva. Por eso, no es nada raro ver carretas donde venden esta deliciosa chicha, llenas de personas que quieren comprarla. Si querías saber por qué a veces es tan caro comprarla, ya sabes que es por el proceso de preparación y por el precio del güiñapo en sí.

La madre naturaleza nos otorga este tipo de obsequios en nuestra tierra fértil y hermosa, no desperdiciemos estos recursos que además hacen bien a nuestra alimentación y salud. Hay una frase muy común rondando por todos lados durante años, y es que las personas que no toman la chicha de güiñapo no saben de lo que se están perdiendo. El maíz negro (güiñapo) es clave en la historia de nuestra amada Arequipa, y lamentablemente con los años se ha ido reduciendo su siembra y su uso, y esto es algo que no debemos permitir. Perder por completo el maíz negro sería perder parte de nuestro legado y cultura.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *