Buñuelos Arequipeños

Buñuelos Arequipeños

¿No has pensado en hallar nuevas recetas y disfrutar de una buena comida en la comodidad de tu hogar? Tal vez sí, y es común que desees invertir lo más mínimo de dinero. Por esa razón, te traigo una receta exquisita, perfecta para el gusto de tu paladar, tanto así, que querrás probarla una y otra vez. Se trata de una comida típica principalmente de Arequipa (Perú) y que ha transcendido a lo largo del mundo por su esplendoroso sabor y delicados detalles que lo hacen más llamativo en boca.

Estoy hablando de los conocidos “Buñuelos Arequipeños”, un postre primoroso que te hará volar al mundo de excelentes sabores con solo probarlo. Además, es un dulce muy sencillo de preparar, y aquí, te mostraré todo lo necesario para que disfrutes del buen sabor de estos riquísimos buñuelos.

Ingredientes

Hacer buñuelos Arequipeños no cuesta tanto trabajo y tampoco necesitas ser el chef más experto de todo el mundo, ya que lo esencial es comprender con todos los ingredientes y darle el toque único que solo tú puedes ofrecerle. A continuación, te presentaré cada uno de los materiales que te harán falta, incluyendo las medidas y proporciones de los mismos.

  • 1 kilo de harina
  • 2 cucharadas de levadura seca. En otras palabras, 20 gramos de levadura. Si en tal caso, no constas con levadura, puedes utilizar una cucharada pequeña de polvo para hornear
  • 2/3 tazas de leche líquida
  • 2 huevos
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas pequeñas de anís o dos granos de anís
  • Una cucharadita de sal, aunque dependiendo del gusto también puedes agregarle una pizca de sal.
  • 25 gramos de azúcar
  • Aceite (preferiblemente de girasol)
  • Miel de caña (opcional)
  • Plátano (opcional)

Preparación

Ya con los ingredientes necesarios, comienza la preparación de tu receta.

  1. Hierve las tres tazas de agua junto al anís, para realizar así, una infusión. Dependiendo del anís que le agregues, si es líquido, bate hasta lograr la integración de estos, y si es en granos, cuando el agua hierva retíralos del agua.
  2. Cuando el agua esté tibia, añádele las dos cucharadas de levadura, los 25 gramos de azúcar y las 2/3 tazas de leche líquida. Mézclalas hasta que se disuelvan.
  3. En un bol aparte, añade la harina y únela con la pizca de sal. Posteriormente deberás ir agregando poco a poco el agua hasta obtener un tipo de pasta. En esta etapa del proceso, si deseas agregarle plátano, es el momento indicado. Bates el plátano y lo agregas a la pasta que te quedó. Sigue batiendo, y si notas que le hace falta un poco de agua, no dudes en añadirla. Luego deja reposar.
  4. A los 10 minutos del reposo, vierte un huevo a la masa. Cuando esta halla absorbido el huevo, mézclala y repite lo mismo con el huevo extra. Al finalizar, deja la masa reposando por 6 horas.
  5. Pasadas las 6 horas, moja tus dedos en agua con una pizca de sal. Toma pequeñas porciones de la masa y convierte estas en bolitas. De igual manera, puedes hacer una forma de círculo y hacerle un pequeño agujero en el medio.
  6. Calienta el aceite y listo, es hora de freírlas.

Esta receta es totalmente divina, y podrás probarla con diferentes aderezos, ya sea miel de caña, crema de café, chocolate, entre muchos otros que te permitirán degustar de un buen postre por la tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *